Historia de Nuestro Club.

juan 

Corría una mañana de 1990, cuando un grupo de cinco amigos se dirigían a Alájar (Huelva) para conocer la Peña de Arias Montano, y de paso hacer "rápel". Para cuatro de los cinco ocupantes del coche, era la primera vez. Nunca se habían puesto un arnés, nunca se habían colgado de una cuerda.

A raíz de la fascinante experiencia del rápel -más aún en un sitio tan especial como aquél- Juan Mayoral propuso formar un grupo de espeleología y sugirió el nombre de "Plutón", por ser éste el dios del mundo subterráneo en la mitología romana.

Uno de los cinco jóvenes era Sergio García Dils, que desde niño había entrado con su padre Santiago y otros amigos del GIEX de Jerez de la Frontera en cuevas y simas. El prestó sus equipos y mostró sus conocimientos para que los cuatro novatos tuvieran aquella experiencia, que abriría un campo inexplorado de vivencias: adentrarse en el mundo de la espeleología.

En poco tiempo, se fundó la Asociación Deportiva Plutón, y una vez legalizada, sus miembros se federaron y realizaron los primeros cursos en la Escuela Andaluza de Espeleología. Cursos de Iniciación que aportaron una buena base técnica para las primeras incursiones del grupo al mundo subterráneo.  En esta época, las cavidades más visitadas fueron la Cueva del Gato, el Sistema de las Motillas, las Cuevas de Santiago,  Cueva del Agua, Los Covachos, la Cueva del Berrueco, Pozo Amargo, la Cueva de las Ventanas, y las muchas cavidades de la Sierra de la Camorra.

Las prácticas, en esta época, se realizan en el rocódromo de San Pablo. Los primeros anclajes (spits) los coloca nuestro club, y durante años sería un lugar habitual para los entrenamientos técnicos.

Las primeras travesías integrales del complejo Hundidero-Gato y la constatación de que había una gran acumulación de basura en el interior y el exterior del sistema, nos lleva a organizar en el año 1992 la I Campaña de Limpieza, que seguiría con muchas otras hasta la actualidad. En aquella primera ocasión, se sacaron varias toneladas de basura, sobre todo de la zona de Hundidero.

También en aquellos primeros años del club se comienzan a realizar cursos de distinto nivel en la Federación Andaluza de Espeleología: Formación, Perfeccionamiento, Especialización...

 

Se comienzan a realizar algunas topografías de cavidades, conscientes de la necesidad de realizar publicaciones y dar a conocer el ámbito de nuestras exploraciones.

Gracias a las gestiones del club, se consigue para la F.A.E. una casa en Montejaque, a raíz del convenio firmado con el Ayuntamiento.  Esa casa se convertiría en la Base de Exploraciones Espeleológicas "Sierra de Líbar", y nuestro club en su mayor usuario por tener en Montejaque y Benaoján la zona de trabajo a lo largo de muchos años.

 

Desde su fundación y hasta 2009, Juan Mayoral sería el Presidente del club. Después, Francisco Javier López Maqueda, piedra angular del club durante muchos años, maestro de espeleólogos como pocos y gran compañero al que todos recordaremos con gran cariño. Y tras él, vuelve Juan a hacerse cargo de la Presidencia, hasta que es sustituido por Marta Moya en 2012. En 2013, será Mamen García la nueva Presidenta.

 

Además de las Campañas de Limpieza en diversas cavidades de Málaga y Granada, el grupo Plutón tiene la oportunidad de acumular un gran trabajo de exploración en la zona de Montejaque y Benaoján, trabajo que ve la luz en forma de libro en 2004, publicado por el Ayuntamiento de Montejaque y con un interesante prólogo de Emiliano Aguirre, Premio Príncipe de Asturias. Las "Investigaciones Espeleológicas en Montejaque y Benaoján" constituyen un precedente importante en la espeleología andaluza y española, siendo de las pocas publicaciones de los resultados de las exploraciones sistemáticas en una zona kárstica.

Durante varios años, el club Plutón organiza Semanas de Divulgación de la Espeleología, en las que se alternan demostraciones públicas de material y técnicas de progresión, conferencias, proyección de vídeos, concursos de fotografía espeleológica, cursos de "Descubrimiento de la espeleología", etc.  Decenas de jóvenes se integran en el club, que a su vez va a dar lugar a la fundación de otros nuevos grupos, ante el afán de buscar nuevas espectativas y horizontes por parte de algunos espeleólogos más avanzados. Uno de los primeros integrantes y fundadores del club, Sergio Garcia, llegaría a ser record mundial de profundidad en cavidades naturales, al conquistar los más de 2.100 m de profundidad de la Sima Krubera-Voronia, en el Cáucaso.

Dos miembros de nuestro club, Pedro García y Juan A. Huisa, y en parte gracias a la preparación técnica lograda con la espeleología, consiguen coronar seis de los siete picos del Proyecto Siete Cumbres: desde el Elbrus al Mc Kinley, pasando por el Aconcagua y Carstenzs.  Dos montañeros que han compartido con nosotros infinidad de aventuras subterráneas, y que inconvenientes diversos han impedido por el momento coronar el Everest, a pesar de los dos intentos realizados, y así finalizar el proyecto.

Foto Juan Mayoral 1940D8AB

Colaborador de primera línea en el I Congreso Andaluz de Espeleología, celebrado en Ronda en el Año 2000, el club Plutón también participa en el II Congreso, celebrado en Priego de Córdoba en 2008. Además de la presentación de una ponencia, Juan Mayoral recibe la Medalla de Oro de la F.A.E.

Otro de los aspectos cultivados por el Club Plutón es la preservación del patrimonio arqueológico, habiendo colaborado con museos y arqueólogos casi desde su fundación. Numerosas piezas han sido depositadas en museos gracias a nuestra intervención: Museo Arqueológico Provincial de Sevilla, Museo de Villamartín, Museo del Puerto de Santa María, Ecomuseo de Montejaque, etc. Hallazgos de piezas cerámicas, óseas, líticas, etc. que se encuentran adecuadamente protegidas.

Otro aspecto interesante desarrollado por el club Plutón en la actualidad es la colaboración en el proyecto de Estudio de la Fauna Troglobia en Andalucía, dirigido por el Dr. Pablo Barranco, de la Universidad de Almería.

Son más de veintitrés años de ilusión, de esfuerzo, de camaradería. Muchos jóvenes -y no tan jóvenes- que han participado o participan en la aventura del mundo subterráneo gracias al impulso del club Plutón.  Una buena forma de llenar los años de vida, de intensidad y de amistad